CLOUD COMPUTING Y LOS ACUERDOS DE NIVELES DE SERVICIO (SLA).

CLOUD COMPUTING Y LOS ACUERDOS DE NIVELES DE SERVICIO (SLA)

 

La Entrega del Servicio a través de la nube debe considerar los conceptos de valor establecidos en las mejores prácticas, cumpliendo constantemente con la utilidad y garantía del servicio acordada entre el Proveedor y el Cliente. Esto implica un reto para las organizaciones sobre todo para los Acuerdos de Niveles de Servicio (SLA).

 

Los Acuerdos de Niveles de Servicio son un factor crítico de éxito para la contratación de servicios proporcionados por un tercero, por lo mismo son la base para la entrega de servicios de cloud computing.

El propósito primario de los SLA es especificar y clarificar las expectativas del funcionamiento, establecer la responsabilidad, y detallar las alternativas y consecuencias si el funcionamiento o la calidad del servicio no son los acordados por ambas partes.

Un concepto de suma importancia y relevancia es el de los Services Level Objectives ( SLO) que definen los objetivos medibles para el servicio. Algunos ejemplos son los parámetros de rendimiento, la frecuencia y la sincronización de la corriente de datos, los porcentajes de disponibilidad para máquinas virtuales y las instancias o valoraciones de las urgencias ( “la disponibilidad es más importante que el tiempo de respuesta”). Del mismo modo, para que los SLA y los SLO funcionen de manera adecuada, estén actualizados, sean monitoreados y realmente medibles es necesario tener un proceso de Service Level Management (SLM), el cual se basará en la forma de reunir y administrar la información en la nube. Dicha información servirá para que:

1- El proveedor de la nube utilice el Proceso SLM para tomar decisiones relacionadas con su infraestructura. Por ejemplo, si el servicio no cumple con los requisitos del cliente, el proveedor puede reubicar el ancho de banda o agregar más hardware o, en su defecto, satisfacer a un cliente a expensas de otro

2- El cliente de la nube utiliza el Proceso SLM para decidir cómo desea usar los servicios de la nube; por ejemplo, si agregar o no más máquinas virtuales y cuál es el beneficio- costo de este requerimiento.

Mientras que las organizaciones utilicen servicios en la nube, las responsabilidades de ambos, el cliente y el proveedor, deben establecerse claramente en un acuerdo de nivel de servicio. Un SLA define cómo el cliente utilizará los servicios y cómo el proveedor los entregará. Es fundamental que el consumidor de los servicios comprenda completamente todos los términos del SLA del proveedor, y que el consumidor evalúe las necesidades de su organización antes de firmar cualquier acuerdo.

El Cloud computing no es factible sin la administración, control, medición y monitoreo de los  SLA .

La transparencia y la comunicación son de suma importancia y vitales  por parte de los proveedores de cloud computing.

Si existe un estándar actual para cumplir con un requisito, los usuarios de la nube deben insistir para que los proveedores lo utilicen y lo cumplan.

 

Los invitamos a participar del próximo webseminar:

 

http://www.brighttalk.com/webcast/8103/55857