Cómo trabajamos

Nuestra Manera de Trabajar

Desde el Cliente: Nos aseguramos de entender qué valoran más nuestros clientes de nuestros servicios, soluciones y procesos. Luego, buscamos la manera más eficaz y rentable de proporcionar este valor dentro de los plazos y según los estándares de calidad que esperan los clientes. La voz de los clientes está presente en todo lo que hacemos.

Cubrimos toda el ciclo de vida de la gestión de servicios, partiendo por la comprensión de los objetivos de negocios clave a través de una Evaluación y un Caso de Negocio para estudiar el retorno de la inversión (ROI).  Observamos a la organización en acción capitalizando nuestra experiencia como expertos. A continuación, definimos escenarios posibles para los procesos con la ayuda de  nuestro acelerador único para adopción de mejores prácticas. Una  vez documentados podremos ver qué se puede automatizar, realizando iteraciones y prototipos. El resultado es un enfoque de ciclo de vida con procesos entregados de principio a fin en un  50% menos del tiempo que resultaría usando consultores y desarrollos manuales.

Utilizamos la disciplina del Design Thinking o Pensamiento basado en Diseño, la cual está relacionado  con la forma en que los diseñadores profesionales piensan, enfrentan problemas y llegan a soluciones. Es una actitud respecto de los problemas y los desafíos que los límites imponen a la resolución de problemas.

La complejidad de los mercados, la sobre-oferta de productos y servicios y la competencia hacen fundamental que las empresas se replanteen cómo crear valor a través de la “Gestión de Servicios”,  este es un desafío que todas las empresas debieran cuestionarse permanentemente y el “Diseño de los Servicios” es una parte fundamental de esa estrategia de creación de valor.

A través de esta disciplina del Pensamiento basado en Diseño junto con  el conocimiento experto de marcos de referencia y estándares de Gesión de Servicios queremos lograr generar capacidades de innovación en nuestros clientes.

El enfoque de Design Thinking no es ni una metodología ni una herramienta, es un viaje al “aprender haciendo”,  a través de la experimentación con perspectivas amplias y mentes desafiantes.

Roger Martin, decano de la Facultad de Negocios de la Universidad de Toronto define al Design Thinking como «una forma de enfrentar problemas de gestión tal como los diseñadores enfrentan problemas de diseño». Pero, ¿cómo enfrentan los diseñadores un problema? Existen varios elementos relevantes como la empatía, la exploración en terreno y los prototipos.

Bob Sutton del D.School en Stanford dice que «el proceso de desarrollo de prototipos es inherente al Design Thinking. Una vez que se ha detectado una idea que promete, se la puede desarrollar dibujando, modelando o incluso filmando lo que describa un producto o servicio. Estos modelos no necesitan ser perfectos, dado que el objetivo es obtener retroalimentación, para luego corregir. Esa es la forma como trabajan los diseñadores y como las organizaciones también pueden desarrollar sus estrategias de creación de valor a través de la Gestión de Servicios, fundamental para el éxito y crecimiento del negocio.

diagrama